Innovación

La Innovación, según el diccionario de la Real Academia Española, es la creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado. La Innovación debe tener también una utilidad comercial. No sólo hay que inventar algo, sino, por ejemplo, introducirlo y difundirlo en el mercado para que la gente pueda disfrutar de ello.

 

Innovar es generar o encontrar ideas, seleccionarlas, implementarlas y comercializarlas. La investigación y el desarrollo, la competencia, los seminarios, las exposiciones o ferias, los clientes y cada empleado de la empresa es un potencial proveedor de nuevas ideas generando las entradas para el proceso de la Innovación.

 

La Innovación en los negocios se consigue de diferentes maneras prestando ahora mucha atención a la investigación y desarrollo. Pero las innovaciones pueden ser desarrolladas por meras modificaciones realizadas en la práctica del trabajo, por intercambios y combinaciones de experiencia profesional y de muchas otras maneras. Las innovaciones más radicales y revolucionarias suelen provenir de I+D mientras que las más incrementales suelen emerger de la práctica. En ambos casos, las innovaciones son documentadas y protegidas mediante patentes u otro esquema de propiedad intelectual.

 

Cada sector empresarial tiene comportamientos diferentes porque responde a mercados y demandas diferentes. La Innovación vendrá marcada por aspectos y rasgos de esa cadena de valor. No todas las empresas y ramos precisan de los mismos factores de Innovación para ganar competitividad. La Innovación es una necesidad de toda organización moderna y parte de la estrategia global de la empresa para concebir la creación y obtener una ventaja competitiva. La Innovación así entendida, cambia la base misma de la competencia en un sector.



2011 Diseño web y programación: Canarias Infopista